Islas de Escocia – Hébridas, Orcadas y Shetland

Las islas de Escocia están perfectamente conectadas a través de un trasbordador que realiza varios viajes al día a un total de veinticuatro destinos de las islas. Algunas de las rutas más frecuentadas son las que van desde Ullapool hasta Srornoway y desde Tobermory hasta Castlebay, por lo que trasladarse hasta las islas no resulta difícil, además los billetes se pueden usar para cualquiera de los destinos y usarse en los dos sentidos.

Islas de Escocia - Islas Skye

Islas de Escocia – Islas Skye

 

Viajar a Escocia

Las principales islas de Escocia son tres, cada una con su historia y sus paisajes diferentes. Una nos propone un sugerente plan de sol y playa, otra, excursiones a pie para conocer su cultura, historia y restos prehistóricos y, evidentemente, no podía faltar una buena dosis de naturaleza en estado puro.

Las islas Hébridas están en la cara oeste de Escocia, es un perfecto destino de playa y montaña. Una de sus principales atracciones son las ballenas, a las que se pueden ir a ver en excursiones en barco en las que seguramente te tropieces con delfines y focas en el camino. Si te gustan los paisajes de infarto, merece la pena visita la parte exterior de las Hébridas: las islas de Uist y Harris. Mientras que si prefieres ver pueblos tradicionales y castillos, debes trasladarte hasta las Hébridas interiores.

Las islas Orcadas, en la parte norte de Escocia, son un destino perfecto para los amantes de la naturaleza, sobre todo de las aves. En este archipiélago de 70 islas podemos encontrarnos con una de las mayores concentraciones de aves marinas y rapaces, así como una gran variedad de vestigios del neolítico. Quizá estas son las islas que más impactan, sobre todo por las huellas prehistóricas que podemos encontrarnos de manera abundante en sus tierras. En las islas Orcadas aun podemos ver los antiguos barcos de la flota inglesa que Churchill hacía esconder en sus costas.

Lugares para visitar en Escocia

Lugares para visitar en Escocia

Las islas Shetland son las que están más cerca del Ártico, pero no por ello cuentan con un clima demasiado frío. Es el paraje más salvaje y desconocido ya que, de sus cien islas, tan sólo veinte están habitadas. Entre lo más destacado se encuentra la reserva natural de Sumburgh Head que cuenta con variados habitantes animales desde aves hasta algunas especies más típicas del ártico. Merecen la pena visitar sus impresionantes acantilados.

Excursiones y lugares que ver en las islas de Escocia

Entre todos los escondites que visitar en las islas de Escocia hay algunos que merece la pena conocer.

En las islas Hébridas, por ejemplo, en su cara interior se encuentra el Castillo de Kisimul, una antigua fortaleza vikinga que conforma el único gran castillo medieval que se conserva en las islas Hébridas y que fue el hogar del clan MacNeil. De todo el archipiélago, la isla más bonita es la Eriskay, en la parte de las Hébridas exteriores, una isla está muy unida al reinado de Carlos Estuardo.

Islas de Escocia - Islas Orcadas

Islas de Escocia – Islas Orcadas

Por otro lado, en las islas Orcadas, una muy recomendable excursión podría llevarnos por un circuito que nos permita conocer los restos prehistóricos como los antiguos asentamientos nórdicos, Maes Howe, Ring of Brodgar (uno de los yacimientos del Neolítico más importantes, en el que se encuentra un circuito megalítico que lleva más de cinco mil años de pie) o el complejo de Broch of Gumess, al este de la isla.

En las islas Shetland podemos descubrir su historia y sus tradiciones entre las colecciones del museo de las Shetland, que se encuentra en la población de Lerwick. Los lugares más interesantes de la isla están en la zona sur, aunque en el norte merece la pena visitar Ronas Hill, el pico más alto del archipiélago de las islas Shetland.

Comentarios y opiniones